Aire.png
Tratamiento de atmósferas
estacionado de quesos.jpg
Neutralización de olores a gran escala.jpg

Neutralización de olores a gran escala 

El ozono usado en forma gaseosa es el único agente capaz de neutralizar los olores nauseabundos en plantas de tratamiento de residuos, plantas de tratamientos cloacales, establecimientos con hacinamiento animal y emanaciones de procesos industriales que afectan la sensibilidad de operarios y de la población en general.

 

Al reaccionar con las moléculas  odoríficas causantes de los malos olores, el ozono las neutraliza desde su composición a nivel atómico, deshaciendo los enlaces que componen su anillos  aromáticos y desprendiendo oxígeno en dicha reacción.

 

 

Laboratorios, quirófanos y salas blancas

El ozono en su forma gaseosa actúa con un potente desinfectante y clarificante del aire, es eficaz contra virus, bacterias y hongos.

Logra precipitar micro partículas orgánicas e inorgánicas que constituyen el polvo, también neutraliza gases orgánicos.

En todas estas reacciones el ozono se reconvierte en oxígeno ambiental, sin dejar rastros químicos.

El ozono es un biocida muy efectivo y virtualmente inocuo para seres humanos.

Estas cualidades hacen del ozono el auxiliar ideal para el control de atmósferas en laboratorios, quirófanos y salas blancas.

 

salas blancas y quirófanos.jpg
 
barreras de bioseguridad, cabinas de seguridad biológica-xx.jpg

Barreras de bioseguridad, cabinas de seguridad biológica

El ozono se presenta como la mejor opción en el mantenimiento de barreras sanitarias, cabinas de seguridad biológica y cuartos de descontaminación.

 

Estas barreras, tan necesarias para la seguridad de laboratorios, líneas de producción y nodos de riesgos sanitarios, logran su máxima eficiencia con el uso de ozono gaseoso, ya que el mismo:

- Es efectivo en la eliminación de todo tipo de microorganismo.

- Causa la precipitación del micro-partícula volátil contaminante.

- Luego de actuar se reconvierte en O2.

- Su uso correcto es inocuo para seres humanos.

 

 

Tratamiento de ambientes hospitalarios
y hotelería

El riesgo sanitario que entraña la presencia de patógenos en ambientes hospitalarios es un problema de salubridad pública que no debería de existir si se tomase plena conciencia de la capacidad biocida del ozono, su inocuidad en seres humanos y la incapacidad de los microorganismos de crear resistencia a él.

 

Contamos con la ingeniería de generación y la experiencia necesaria para el correcto dimensionamiento y aplicación de sistemas de tratamiento con ozono en ambientes hospitalarios, sistemas de aire acondicionado centrales y ductos de ventilación.

Tratamiento de ambientes hospitalarios y hotelería.jpg