Ozono en agua.png
Tratamiento de efluentes
tratamiento efluentes industriales.jpg

Efluentes industriales

El uso de ozono en las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDARs) permite eliminar olores sulfurosos y amoniacales en tratamientos secundarios, y reemplazar la cloración final en tratamientos terciarios.

 

En Argentina trabajamos  en colaboración con distintas empresas privadas, así como con el INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial), en la intervención y proyección de plantas de tratamientos de efluentes.

En estas articulaciones queda en manos de las empresas vinculantes la caracterización del efluente a tratar, así como la proyección de los  sistemas de tratamiento físico-químico (coagulación y centrifugado),o biológicos (barros activados), quedando en nuestras manos los sistemas de aplicación necesarios para lograr la remoción final de los contaminantes de las aguas residuales en dichos sistemas.

 

 

Efluentes cloacales

El uso del ozono desodoriza y optimiza el funcionamiento de las plantas de tratamiento de efluentes cloacales (municipales o domiciliarias), las cuales normalmente sufren las mismas deficiencias que cualquier sistema EDAR, es decir:

-Desprenden malos olores que se generan en el proceso de bio-digestión (SH2).

-Son frágiles, pierden eficiencia con el vertido de detergentes, desinfectantes, antibióticos, etc.

-Usan un gran espacio

El pre-tratamiento por oxidación química con ozono aumenta la eficiencia de las plantas de tratamiento cloacales y permite eliminar definitivamente los olores nauseabundos de las plantas y estaciones de bombeo, ya que el ozono elimina el sulfuro de hidrógeno (SH2) y los gases amoniacales. Pero es en el  tratamiento terciario donde el ozono logra su mejor performance, en esta última etapa del proceso se reemplaza el cloro por el ozono en la desinfección final del efluente líquido.

 

efluentes cloacales.png
 
residuos hospitalarios.png

Aguas residuales hospitalarias

El uso del ozono a través de un proceso de oxidación avanzada en la industria farmacológica en general y en las aguas residuales hospitalarias en partícula,  es la única alternativa para el tratamiento de efluentes de este tipo.

 

El uso del ozono en pre-tratamientos de aguas residuales hospitalarias, permite eliminar los riesgos de contaminación con patógenos super-resistentes y a su vez degradar los compuestos antibióticos que dificultan el posterior tratamiento biológicos de dichos efluentes.  

 

Contamos  con la ingeniería de generación y la experiencia necesaria para el diagnóstico de efluentes, así como el dimensionamiento y aplicación de sistemas de tratamiento con ozono.

 

 

Remediación de estanques y lagunas

El ozono degrada las moléculas tóxicas provenientes de herbicidas, plaguicidas, fertilizantes e hidrocarburos, las cuales pueden encontrarse en estanques y cuencas hídricas afectadas por contaminación.

Esta reducción o simplificación de la materia orgánica, permite lograr un nivel óptimo de bio-degradabilidad de aquellos compuestos previamente no degradables.

 

En esa misma reacción oxidativa del ozono, se libera oxigeno (O2) que satisface la demanda de los organismos superiores presentes en el ambiente acuático.

 

El ozono es además, un potente alguicida que elimina la proliferación de algas filamentosas invasivas y también desinfecta los espejos de agua, librándolo de virus y cianobacterias.

mantenimiento de estanques y lagunas.jpg
tratamiento de lixiviados.png
Tratamiento de lixiviados

Las plantas de tratamiento de lixiviados deben contar con sistemas de oxidación avanzada (POA) con ozono para ser realmente eficientes en este área de especial incumbencia sanitaria y medioambiental.

Esto es particularmente necesario a medida que avanza la edad del relleno sanitario ya que los vertederos con el paso del tiempo generan lixiviados cada vez menos biodegradables.

 

Los líquidos lixiviados de vertederos de basura están entre las aguas residuales con mayor capacidad de contaminación ambiental si no son recolectados y tratados correctamente.

Allí donde no es posible la destrucción de residuos sólidos tóxicos por medio de la incineración, existe la opción de neutralizar químicamente estos barros industriales por medio de su tratamiento en un sistema de oxidación avanzada y reducción biológica.

 

Para realizar la desactivación tóxica de estos sólidos, se disuelven en un digestor químico donde son tratados por oxidación directa para lograr su bio-degradabilidad. Dependiendo de los compuestos que carguen originalmente y del tiempo que se disponga para un tratamiento con alternancia de oxidación y bio-digestión por bacterias, estos barros contaminantes son centrifugados y extraídos con toxicidad disminuida o nula.

tratamiento de barros industriales.png
Descontaminación y biorremediación de suelos.png

La aplicación de ozono líquido a altas concentraciones en suelos contaminados o infectados, es la única alternativa ecológica en remediación de tierras agrícolas.

 

El ozono es usado en agricultura para biodegradar suelos sobre-fertilizados, descontaminar suelos contaminados con agentes químicos y para biorremediación en suelos agrícolas con desequilibrios de nemátodos y plagas

micro-orgánicas.